Medidas correctoras y biomanipulación

La gestión de los ecosistemas, biodiversidad y recursos naturales implica en determinados casos la necesidad de actuar sobre algún elemento o proceso para corregir un daño, revertir una tendencia o proteger una determinada especie, enclave o ecosistema. Tanto las actividades humanas que transforman directamente el entorno natural (como las obras y explotaciones hidráulicas y de recursos minerales o de recursos vivos), como las que afectan a los ecosistemas de forma más diferida (cambio climático, introducción de especies invasoras, etc) pueden requerir la adopción de medidas correctoras, paliativas o compensatorias. Puesto que en todos los casos se afecta a procesos altamente dinámicos, estas medidas deberían tener un carácter adaptativo para ser eficientes.

En sintonía con el resto de líneas de actividad de ECOHYDROS, que prioriza el conocimiento actualizado de los elementos clave como base para la gestión de los ecosistemas, se utiliza ese conocimiento y el acceso a las nuevas tecnologías para actuar de la forma más eficiente y menos invasiva posible. En esta línea, se ofrecen soluciones que intervienen sobre determinados organismos mediante modificaciones de técnicas eléctricas para la captura, guiado y rescate de peces o la lucha contra algas nocivas y microorganismos invasores mediante ultrasonidos. En aplicación del concepto de biomanipulación se ensayan virtualmente y se aplican técnicas de control/erradicación de especies y otras que favorecen la implantación de determinados grupos de organismos para restituir redes tróficas o funcionalidades (humedales controlados, islas flotantes, biorremediadores).