[ Primeros hallazgos de Margaritifera auricularia en el río Ebro de Burgos ]

Durante la semana del 17 al 21 de junio se han iniciado los trabajos de campo para el desarrollo de la asistencia técnica ” Estudio para la mejora del conocimiento de la situación poblacional de Margaritifera auricularia en Castilla y León. EN04-19 ” con una reunión de coordinación en Miranda de Ebro con los técnicos de la Junta de Castilla y León en Burgos y Valladolid, del Gobierno de Aragón y los agentes medioambientales de las comarcas próximas. Y posteriormente con las primeras prospecciones en el entorno del tramo bajo burgalés, en zonas vadeables durante el caudal bajo.

” Estudio para la mejora del conocimiento de la situación poblacional de Margaritifera auricularia en Castilla y León. EN04-19 ”

La presencia de esta especie en la provincia es conocida a través del hallazgo de conchas y fragmentos en el río Ebro desde el casco urbano de Miranda hasta el límite administrativo con la Rioja. Dichos hallazgos (únicamente conchas) proceden de anteriores prospecciones realizadas en el tramo burgalés del Ebro. Con las actuaciones de este verano de 2019 se comprobará la posible presencia de la misma en otros escenarios, también aguas arriba de Miranda; con el objeto de establecer una posible área de supervivencia de ejemplares provenientes del centro de cría y que pudieran ser introducidos en el futuro.

En las primeras parcelas de prospección se ha localizado un nuevo indicio de M. auricularia en el tramo final del Ebro en Burgos, en un paraje de rápidos de la pedanía de Ircio. En concreto se recogió un fragmento de la valva izquierda de la concha de un animal de debió llegar a medir unos 16-17 cm.

Además se reforzarán los conocimientos sobre las otras especies de náyades que comparten los microhábitats bentónicos (Unio mancus, Potomida littoralis y Anodonta anatina) y se analiza con un sistema multiparamétrico “in situ” la calidad del agua, el sustrato y las condiciones fisiográficas locales del cauce con buenas zonas de lechos de otras náyades, para finalmente establecer las mejores zonas donde sobrevivan los juveniles de un futuro programa de introducción de la especie.

En las próximas semanas se abordarán sucesivamente las demás técnicas de muestreo del río para localizar indicios de la posible presencia de margaritonas vivas, así como de localización de los mejores fondos mediante la prospección visual o al tacto de aguas profundas (buceo profesional), la videograbación o detección ultrasónica con un vehículo sumergido operado a distancia (ROV) y equipado con distintos sensores (luz visible y otros); y finalmente con técnicas de detección genética de la especie y su hospedador mediante ADN ambiental (eDNA).

En todos los fondos prospectados hasta el momento se ha constatado la presencia masiva en el lecho del cauce de mejillón cebra (Dreissena polymorpha) y la ausencia de la almeja asiática (Corbicula fluminea), así como la presencia en los mejores puntos aguas arriba de Miranda de Ebro del pez fraile (Salaria fluviatilis), el hospedador autóctono de las larvas gloquidio de las margaritonas. Si bien hay una gran dominancia en todos los tramos prospectados de fauna exótica invasora.

eDNA ES LA HERRAMIENTA DEL FUTURO PARA LA GESTIÓN DE ECOSISTEMAS ACUÁTICOS
ECOHYDROS somos pioneros en asesorar a las Administraciones que trabajan en la calidad de los ecosistemas acuáticos, la conservación de las especies protegidas, y el control de especies invasoras. Te asesoramos info@ecohydros.com